Mi camino hacia una lactancia SÚPER exitosa #Vicky


Para mí la lactancia fue un GRAN tema que empezó a inquietarme desde el minuto cero que me enteré que estaba embarazada y antes también. Mi embarazo había sido muy muy buscado (como ya les conté yo antes había perdido un bebé ) y sentía que tenía que prepárame muy bien para poder tener un lactancia exitosa. Últimamente venía escuchando muchos casos de lactancias fallidas y frases como “me quede sin leche”, “mi leche no lo hace engordar“, “Como mí Mamá no tuvo leche yo seguro que tampoco“, etc.

Es por eso que decidí preguntar a otras mamás, leer e informarme. 

El empujón fuerte, que empezó a empoderarme con la lactancia, fue el primer día de gimnasia para embarazadas, en lo de Vicky Seguí, donde después de la clase nos invitó a todas a quedarnos en una charla de lactancia a cargo de @paolalactancia. Yo todavía ahí estaba de 23 semanas, me faltaba y no podía visualizar tan bien el tema. Así que poquito a poquito, fui leyendo artículos, mirando vídeos (me acuerdo que me pasaba horas de horas a la noche buscando en pinterest artículos y vídeos de lactancia), imágenes donde se veía muy gráficamente como tenía que ser el agarre perfecto del bebé al pezon.

Más adelante cuando ya estaba de 30 y pico de semanas, mi prima me recomendó un libro que me re contra sirvió, es un clásico se llama “El arte de amamantar a su hijo” de Carlos Beccar Varela. Lo hiper recomiendo, es un más un manual que un libro y es MUY práctico así que lo leí en dos dias. Despeja todas las dudas típicas y además lo sigo consultando hasta el día de hoy. 
Ahora vamos al momento clave….

Ya se acercaba la fecha de parto y yo ya venía con una buena base teórica de lactancia. Sabía todo lo que había que hacer al momento del nacimiento (hora sagrada, primera prendida y demás) pero sentía que iba a necesitar una ayuda extra. Así que el día antes de que nazca Ramón me contante con Sandra Zampaloni (pueri y psicóloga).

Ramón finalmente llego a mis brazos el 28/06/2016 a las 21:21 y lo primero que hice (después de darnos muchos besos y abrazos) fue tratar de prenderlo. El gordo se prendió feliz y yo estaba que explotaba de emoción. Finalmente la imagen que tanto había soñado durante esos 9 largos meses se estaba convirtiendo en realidad. Tenía a mi bebote conmigo y prendido muy bien. Ese primer día no tuve dolor ni problemas, la primer noche tampoco, Ramón se portó como un señor. Pero ya cerca de la segunda noche empezó a quedarse sin las reservas de cuando estaba en la panza y el gordo empezó a tener hambre. Esa noche lloro bastante y ahí es cuando aparecieron los miedo y inseguridades. 

El gordo lloraba y no podía prenderse bien a la teta así que estuvimos como una hora a las 5 de la madrugada con la nurse intentando prenderlo. Finalmente lo conseguimos pero yo ya estaba estresadísima, sabía que se me venía la peor parte y que no todo iba a ser color de rosas como lo había soñado. 

Sandra vino a verme al hospital la tarde antes de que me den el alta y me asesoro con todo el tema de bajada de leche y me refresco el ABC de la lactancia, tips para poder prenderlo bien y me tranquilizo bastante. 

Al día siguiente finalmente nos fuimos a casa y con la vuelta a casa llego la tan esperada bajada de leche. El proceso fue muy tranquilo, casi que ni me di cuenta. Fui siguiendo los consejos de Sandra y todo fue bastante bien. 

Eso sí durante los dos primeros días en casa me ponía antes de cada toma un paño con agua muy caliente para ablandar los conductos y así facilitar la bajada de leche. Me tocó todo una buena bajada pero lo que si, me agarro fiebre así que no me sentí muy bien. 

La verdad verdadera es que esos primeros días en casa fueron bastante caóticos entre la novedad de ser mamá, la fiebre, la bajada de leche, el fantasma en la cabeza de si estaba engordando o no, la falta de sueño y demás, no fueron días para el recuerdo. Pero todo se encaminó muy rápido y la lactancia se estableció requete bien y el gordo empezó a engordar más que bien! Recuperó el peso de nacimiento antes de cumplir la primera semana de vida.

Ahora que ya pasaron 9 meses y pico me voy olvidando de las peores partes, pero sí, me dolieron los pezones. No tanto porque nunca llegaron a lastimarse ni agrietarse, pero sí sentí malestar y dolor en la zona. 

La clave para mí fue airear bien los pezones los primeros días así se curten bien. Traten de no usar corpiño. En mi caso en particular, yo soy un horror, así que los primeros días si estaba sola en casa circulaba en bolainas por todos lados jajaja 🙈. Y si tenía que vestirme presentable los primeros días NO usaba protectores mamarios, usaba casquillos. Así evitas que los pezones estén húmedos y hagan rozes dolorosos con la ropa. 

En fin, La lactancia es muy demandante y sacrificada (sobre todo al principio) pero hoy miro en retrospectiva todos estos meses de lactancia, mimos, miradas, y no los CAMBIO por nada! Ni aunque me aseguren 100% que si toma mamadera, duerme toda la noche de corrido 🙈, ni ninguna de esas ideas fantaseosas que tiene la gente en la cabeza. 

Amo nuestras miradas cuando le doy de mamar, esos minutos que son solamente nuestros y que nada ni nadie nos los puede robar. Amo los mimos que nos hacemos, pero por sobre todas las cosas lo que más me gusta es saber que le estoy dando el MEJOR alimento y que gracias a él Ramón crece muy sano y fuerte. 

Invito a todas las embarazadas y las que quieran ser mamás que se informe y que se animen a amamantar a sus hijos. Querer ES poder y solo hace falta informarse y asesorarse correctamente para poder establecer una lactancia exitosa

Mucha suerte a todas!!! 

Vicky 

2 comentarios en “Mi camino hacia una lactancia SÚPER exitosa #Vicky

  1. Pamela dijo:

    Vicky! Que bien lo tuyo…hace un tiempo les deje un comentario sobre mi experiencia respecto a la lactancia y estaba super feliz xq luego de tener q complementar a mi bb con formula había logrado lactancia exclusiva! Pero mi bb bajo de peso nuevamente y no lo pude lograr mi gorda toma 2 memas de 80 ml en el día tiene 6 meses. Me sentí y siento muy frustrada! La gorda se acostumbró o no sé q pasó… pero cuando sólo toma teta me baja de peso y no es nada creo lo q toma de mamadera! Y no me logró sacar leche con sacaleche y manualmente me sale poco tb. Bueno quería compartir con ustedes esto. Beso grande! Muy buen blog!

  2. Flor cruz dijo:

    La lactancia es todo un tema. Yo tengo tres nenes. Al primero sólo pude amamantarlo dos meses. Tenía todos los items para una lactancia frustrada jajaj pezones invertidos, una familia que tenía cero conocimientos sobre lactancia (mi madre no dio pecho a ninguno de sus hijos), depresión pos parto etc y por sobre todo, falta de información. Con mi segundo hijo Ya estuve más canchera. Me informe muchísimo, conseguí un médico que me re entendió y decidí darle la teta hasta el año y tres meses. Después lo destete porque físicamente no daba más…pesaba 43 kilos. Y con mi última niña, la lactancia está presente y lo seguirá estando hasta que ambas lleguemos a un acuerdo jajaja…ella tiene un año y un mes. Si bien por cuestiones de mi laburo las tomas se gan reducido. Los momentos que estamos en casa son pura teta y los alimentos ya de la dieta familiar.

Deja un comentario