Maternidad y Sexo

Pasar por un parto y estar transitando un puerperio ya son circunstancias particulares y muchas veces estresantes. Es totalmente lógico que el deseo sexual no sea protagonista y que la motivación erótica disminuya o incluso desaparezca, y hay muchas razones para que esto pase:

  • Un cuerpo dolorido  con lógicas huellas de un parto o cesárea, que precisa más tiempo para sanar y cicatrizar.
  • Zonas ligadas al erotismo y a la sexualidad (vagina, mamas) quedan ahora también vinculadas a las emociones maternales y al bebé.  (Sólo es cuestión de tiempo aprender a vivir plenamente ambas facetas).
  • La energía, la emoción, el afecto y el sentido de placer esta todo puesto, sostenido y satisfecho en el bebé.
  • El cansancio y el sueño están presentes todo el tiempo, a tal punto que pueden quedar difusos los ciclos noche – día.

No te juzgues a vos misma! Ni la buena salud ni el mejor amante pueden contrarrestar las naturales, esperables y muy des-erotizantes circunstancias a las que te enfrentás. 

Normalizar y naturalizar de modo directo estas sensaciones te va a liberar de las culpas y va a habilitar el comienzo de un proceso indispensable de tranquilidad. Después, gradualmente se va a dar la reconexión erótica, y esto puede que se dé más tarde que los tiempos que sugieren los médicos.

Dicho esto, no nos olvidemos de los intermedios: de los contactos y mimos (que no se ven tan afectados por las molestias enumeradas arriba), y que evitan el total alejamiento físico y la absoluta desconexión de pareja.  Es pellizcarse, son las cosquillas, el acurrucarse, los masajitos… y cualquier gesto tuyo que transmita un “me gustas”, “estamos conectados”,“soy tu chica”, ”… que seguro van a favorecer una leve tensión erótica que va a permitir que la vida sensual se recupere espontáneamente.

Tené en cuenta para que surjan más momentos de conexión:

  • Si haces colecho es factible que los horarios nocturnos ya no sean tan probables para el erotismo y la sensualidad: mañana, siesta, media tarde…en fin, tené en cuenta momentos del día en los que no solías pensar en eso.
  • Los “rapiditos” también son una opción y contribuyen a sostener la conexión y el buen humor en la pareja. Alternar encuentros largos con encuentros cortos y rápidos te permitirá encontrar más ocasiones para el amor.
  • Como ya sabes, la organización es clave. Cuando los espontáneos se complican la opción es planificar. Pedir o contratar ayuda: entusiastas maestras jardineras que valoran los trabajos en casas particulares o la tradicional ayuda de abuelos, tíos, padrinos etc. Y ya que organizas, organizalo bien: velas, inciensos, aceite de masaje, música. El erotismo se inicia con la preparación y la anticipación.

Patricia Safadi
Psicóloga especialista en Sexología y Pareja

Instagram: @consultoriosexologia
Facebook:  https://www.facebook.com/lic.patriciasafadi/

2 comentarios en “Maternidad y Sexo

  1. Lourdes Cavero dijo:

    Tuve parto natural, mi bebé tiene 4 meses u todavía no tuve relaciones sexuales. Tengo miedo de que me duela; me duele dejarla a mi bebé para estar solos sonosotros y me duele tambien no ser la misma de antes con mi pareja … Nose que hacer 🙁

  2. Frede aquino dijo:

    Yo tube a mi niña x cesárea y casi siempre las veces que tuve relación es con mi marido lo hice sin ganas solo para satisfacerlo a él. Yo estaba enamorasisima con todo mi ser con mi bby fueron unos mese y no sabia como decirselo

Deja un comentario