El alcohol y la Lactancia

El alcohol pasa fácil y rápidamente de la sangre de la madre a la leche y viceversa, de forma que la concentración en ambos líquidos es la misma. La relación leche/plasma es 1.

En Argentina el limite legal de alcohol en sangre para conducir es de 0,05% (0,05 g por litro). Con un nivel de alcohol en sangre superior a 0,15% una persona está notablemente y claramente borracha y con un 0,55% se muere, así de sencillo, cae muerto al suelo. Muchos mueren un poco antes.

Por lo tanto, es absolutamente imposible que la leche materna contenga más de 0,55% de alcohol, y para eso la madre tiene que estar hospitalizada por intoxicación etílica aguda. En la práctica, una madre borracha podría tener 0,2% o 0,3% de alcohol en la leche y una madre que beba con moderación no va a llegar a 0,05%.

La cerveza sin alcohol puede contener legalmente hasta un 1% de alcohol. Una

persona con un 1% de alcohol en la sangre estaría muerta hace mucho tiempo. Por lo tanto, la leche de una madre completamente borracha se podría embotellar con la etiqueta “leche sin alcohol”. Y la leche de una madre que ha tomado una copita, aún que llegue a 0,05% y le dé positivo el control de alcoholemia, todavía se podría vender como “leche sin alcohol”.

En conclusión la leche es, en el peor de los casos, una bebida alcohólica muy, pero muy suave, y es casi imposible que beber alcohol durante la lactancia perjudique al bebé.

Digo casi por que por que los recién nacidos son muy sensibles al alcohol, lo metabolizan muy lentamente y aparte toman teta como cosacos. Más de medio litro de leche al día, con a penas más de 3 kilos, es como que un adulto de 60 kilos bebiera más de diez litros.

Se suele recomendar a las madres que amamantan no beber más de 2 vasos por día, lo cual es más que prudente para cualquier ser humano ya que el alcohol no es sano. Pero si ustedes es de las que toma 3 o 4 copas al día y no quiere o no puede dejarlo, no creo que esté perjudicando por ello a su hijo. Se perjudica a sí misma, pero no al bebé. Es mucho mejor la teta, incluso si la madre toma 3 copas al día, que la mamadera. Es muy difícil que esas cantidades de alcohol afecten al bebé.

Se ha confirmado científicamente que NO hay relación en el desarrollo psicomotor de los niños con madres que bebieran durante la lactancia. Pero probablemente muchas de las madres que beben durante la lactancia, lo hayan hecho durante el embarazo y eso si puede afectar el desarrollo de sus hijos. El alcohol durante el embarazo si que es peligroso. El objetivo debe ser consumo 0, ni una gota de alcohol.

Volviendo a la lactancia y para cerrar el tema. Si algún día bebe más de la cuenta, puede ser prudente no darle teta al bebé mientras este visiblemente ebria. Cuando vuelva a estar serena querrá decir que el nivel plasmatico, por lo tanto el nivel en su leche ah vuelto a bajar de 0,015%. Recuerde, el alcohol pasa fácilmente en los dos sentidos, no se queda acumulado en el pecho. Por lo tanto, no es necesario sacarse leche y tirarla (a no ser que se sienta molesta por que tiene los pechos inflamados) la leche se limpia sola.

2 comentarios en “El alcohol y la Lactancia

Deja un comentario