Cuidados de los pechos durante el embarazo 🤰🏻

Cuidados de los pechos durante el embarazo
 
La lactancia materna culmina el proceso reproductivo, aunque requiere de una preparación por parte de la madre.
Durante el embarazo, el cuerpo se prepara para amamantar. Por influencia de las hormonas placentarias los pechos modifican su forma y tamaño. La piel del pezón y la areola se oscurecen y hay una mayor sensibilidad.
La forma y el tamaño de los pechos o pezones no influyen en la capacidad para amamantar ni en la producción láctea. Esto depende de una adecuada adhesión boca-pecho, de la succión del bebé y de la frecuencia de las tomas.
No está demostrado que las costumbres prenatales como usar un determinado sostén, usar cremas, realizar masajes de pecho o ejercicios de pezón, usar pezoneras o casquillos, ayuden a la lactancia.
En relación a los cuidados de mamas y pezones durante el embarazo se sugiere, para la higiene diaria, utilizar agua corriente. Las Glándulas de Montgómery, ubicadas en la areola, lubrican naturalmente la piel y tienen propiedades antibacterianas, y odoríferas. Los pezones están naturalmente lubricados, pero durante el baño diario, el jabón, el shampoo y luego el roce de la ropa barren parte de esa lubricación. Por esto se sugiere, colocar una gota de calostro sobre el pezón y la areola. El calostro se genera durante el embarazo pero a veces no se hace visible. En este caso colocar una pequeña cantidad de crema de caléndula que favorece  la hidratación de la piel.
Por otra parte, los pezones permanecen gran parte del día cubiertos por la ropa; y el calor y la transpiración generan humedad. Debido a esto es importante mantenerlos aireados, utilizando un corpiño de algodón, sin aro, con la tapa baja o colocar escudos aireadores (escudo plástico con perforaciones que permiten la aireación y evitan la maceración de humedad y el roce con la ropa).
También, exponer los pezones al sol unos minutos por día (en horarios adecuados, sin protector solar) ayuda a fortalecer la piel del pezón y la areola y mantenerlos libre de humedad.
Por último, es importante realizar un control con el médico obstetra para que examine los pechos y pezones.
La preparación durante el embarazo, junto con una adecuada técnica de amamantamiento, favorece una lactancia satisfactoria

Sandra Zampaloni
Lic. Psicología | Puericultora Universitaria | Especialista en Psicoperinatología
www.sandrazampaloni.com.ar
Facebook: lic.sandrazampaloni
Instagram: sandra_zampaloni
consultas@sandrazampaloni.com.ar
15-6371-0071

Deja un comentario