La importancia de la lactancia materna más allá del año de vida

La Organización Mundial de la Salud y UNICEF, entre otras entidades, fomentan la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, y luego continuar con la lactancia y otros alimentos hasta los dos años o más. Fundamentalmente, porque están demostrados los beneficios continuos nutritivos e inmunológicos de la lactancia materna.


Sin embargo, en torno a la lactancia materna prevalecen diversos mitos y creencias erróneas, tales como que la lactancia más allá del año de vida “no aporta nutrientes”, “es sólo agua”, “no lo alimenta”, “ya camina, ya está grande”, entre otros.
Es importante valorar la lactancia materna como práctica saludable, que actúa como facilitadora del vínculo, provee protección inmunológica y es un alimento óptimo. Además, su composición es variable en función de los requerimientos del bebé y se adapta a sus necesidades fisiológicas.
La leche humana continúa siendo una fuente valiosa de proteínas, grasas, calcio y vitaminas, y también a medida que el niño crece, al ir tomando menos cantidad, los agentes inmunizantes de la leche materna se concentran y así los siguen recibiendo. Los anticuerpos se encuentran en la leche humana durante todo el proceso de lactancia.

Continuar amamantando después del año, también sigue brindando confort y seguridad, ya que nutre emocionalmente además de físicamente, y es un modo de comunicación y relación.
Por lo tanto, continuar amamantando después del año tiene ventajas para la madre y el bebé, y se hacen extensibles a la familia, y hasta cuándo sostener la lactancia resulta ser una decisión de cada díada.

Es importante que toda madre que amamanta reciba apoyo durante toda la lactancia, debido a que van surgiendo diversos cambios que acompañan el proceso madurativo del niño.
Sandra Zampaloni
Lic. Psicología | Puericultora Universitaria | Especialista en Psicoperinatología

www.sandrazampaloni.com.ar

Facebook: lic.sandrazampaloni

Instagram: sandra_zampaloni

consultas@sandrazampaloni.com.ar

15-6371-0071

Un comentario en “La importancia de la lactancia materna más allá del año de vida

  1. Sabina dijo:

    Amamanté a mi hijo hasta sus 2 años y 1/2. Para mí fue hermoso e importante llegar a esa instancia. El lado B (siempre hay un lado b)… fue tener que tolerar comentarios y miradas en contra de la lactancia… lo peor fue en en núcleo familiar… algunos miembros no estaban de acuerdo con la prolongación de la lactancia… he tenido que escuchar desde, “ya no lo alimenta”, “es medio perverso porque ya camina y se alimenta bien” hasta “patético”… la presión más fuerte vino de los pediatras, psicóloga, psicopedagoga y del jardín… “pega porque aún toma la teta”, “es una relación media enfermiza”, “lo erotisa”, “deberíamos probar con dejarla, así puede darse cuenta que no es más un bebé”… “el hecho que tenga un desarrollo tan bueno en las otras áreas le genera una contradicción y esto le produce enojo que desemboca en pegar”… lo desteté y sigue pegando (ahora quieren que deje el colecho y duerma en su propia habitación, que no tenga acceso a la heladera y no sé que otras cosas más… pero sigo con el colecho y como individuo que es mi hijo, con opiniones fuertes y fomentando su identidad, sigo dejándolo elegir lo que quiere comer cuando tiene ganas)… por suerte pude darle la teta tanto tiempo… el vínculo que hoy seguimos teniendo es hermoso y el destete me llevó a hacer salidas divertidas y de a dos casi a diario y así seguir reforzando el vínculo… hay días que aún pide y yo en su lugar lo abrazo y lleno de besos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s