#08 de #TeruParaMammaminas: BLW en Vacaciones – Tips! 


ENTREVISTA A MARÍA EUGENIA STAMM 

Llegan las vacaciones en familia, eligen el lugar, las valijas, los días, tienen todo armado. Pero se dan cuenta del pequeño detalle de la alimentación del más peque de la casa. ¿Qué hacer para no morir en el intento de continuar con BLW en las vacaciones?

Para esta y otras preguntar nos juntamos a charlar con la periodista, mamá de Olivia, moderadora de BLW Argentina, también de Recetas BLW Argentina y amiga María Eugenia Stamm quién volvió de vacaciones hace unos días y su experiencia les puede ser muy útil a la hora de emprender un viaje de similares características.

Teru: Hola María Eugenia, ¿cómo te presentarías al público?

Mauge: Podría presentarme como María Eugenia, una periodista que busca trabajar de lo que estudió y que sus padres la invitaron a irse de vacaciones en familia para despejarse debido a que hace más de 2 años que no se tomaba ni un mínimo descanso. Y si bien esa información es real, hoy prefiero presentar a mi otra yo, o más bien a quién soy en este momento.

Teru: Cuando a uno lo atraviesa la MaPaternidad cambia todo ¿Quién sos hoy en día?

Mauge: Vamos de vuelta. Me dicen Mauge, soy mamá de Olivia (9 meses) y trabajo cuidándola, investigando formas de crianza y me preocupo por darle lo mejor. Sí, laburo full time de mamá pero extraño mi profesión, aunque de vez en cuando hago algo freelance. Por eso te agradezco Teru por brindarme este espacio para poder contar una pequeñísima parte de mi historia reciente, porque el periodismo se trata de contar historias, sobre las vacaciones y el método Baby-Led Weaning.

 

Al ser madre primeriza, y no vacacionar hace un tiempo, el anuncio sobre las primeras vacaciones en familia con un bebé me hizo entrar en pánico. Si bien Olivia come variado y con total naturalidad e independencia, me surgieron preguntas que sólo podría responder a través de la experiencia.

Teru: ¿A dónde viajaron?

Mauge: El destino elegido fue Isla Margarita, situada en Venezuela, un país con problemas económicos, donde nos alertaban sobre la falta de alimentos. Al turismo lo cuidan, por ende no nos faltó nada, pero tuvimos que amoldarnos al cambio de alimentación. Ingresé al grupo de BLW Venezuela para interiorizarme sobre el nombre de frutas y verduras. Además, recolecté datos de amigas madres viajeras.

Teru: ¿qué hay que tener en cuenta a la hora de alimentar a nuestros hij@s durante las vacaciones?

Mauge: Para empezar lo que podemos hacer desde casa, antes de llegar a destino, es llevar agua mineral en la valija. La que toma mi hija, baja en sodio, la llevé bien envuelta entre bolsas para no mojar la ropa en caso de accidentes con la valija. Ante la duda, preferí no arriesgarme al cambio de agua. Para una semana llevé dos botellas grandes que las trasladaba con nosotros para todos lados: playa, shopping, comidas en el hotel, pileta, etc. Además fue fundamental para limpiar y preparar las mamaderas que le dejé a mis padres la noche que decidí pasar un tiempo a solas con mi pareja o hacer alguna excursión no apta para niños. Olivia toma muchísimo pecho y no me da tiempo a sacarme, así que llevé un poco de fórmula. Con el fin de que reconozca algo de su vida cotidiana, decidí llevar su vasito, al igual que algunos juguetes. Pero no duró mucho. Un día me lo olvidé en la pileta, desapareció y tuvimos que improvisar con los vasitos descartables que nos daban en el hotel. No le gustaron mucho, pero su fanatismo por el agua superó cualquier disgusto.

Teru: ¿Y respecto a los alimentos?

Mauge: La clave está en seleccionar “alimentos seguros”. Elegir frutas de cáscara dura es la mejor opción debido a que las de cáscara blanda pueden ser “picadas” por algún insecto de la zona y contaminar su pulpa.

 

No sabemos cómo lavan o desinfectan las verduras, así que ante la duda se aconseja ofrecer vegetales que estén cocidos. La misma atención se debe prestar con la carne, pollo o pescado. Si pueden garantizar que es mercadería fresca y solicitar una extensa cocción, ¡adelante! Sino evitemos su consumo durante unos días. ¡Ojo! Eviten los alimentos que su bebé no haya probado en casa. No sería bueno que le ofrezcamos algo nuevo y justo le agarre alergia estando de vacaciones.

Teru: ¿Salieron a comer afuera?

Mauge: Si, ¡salimos! El aliado ideal son los fideos. Al ser hervidos nos aseguramos una cocción segura. Pueden pedirlos con un poco de aceite o una salsa filetto casera y sin agregados. Después durante una salida al shopping, en la cual todos nos pedimos hamburguesas y la típica comida rápida, resolvimos el almuerzo de Oli con frutas que conseguimos en uno de los locales que ofrecía yogurt y helados. Pedimos por favor que nos vendan sólo las frutas y así fue. En algunos países, las frutas se consiguen hasta en farmacias.  

Teru: El tema seguro que les dificultó todo es la silla ¿Cómo hicieron ustedes?

Mauge: Hay madres y padres que optan por darle de comer sobre su regazo. Para ser sincera, es una opción pero a mí nunca me resultó cómoda. Además, con Olivia el enchastre termina siendo mayor. Nosotros llevamos una silla booster, de las más baratas que se hace tipo valijita, y fue un gran acierto. En los hoteles suelen haber pocas sillas para bebés y niños, a veces estaban todas ocupadas y es una incomodidad que puede evitarse. La pueden llevar a la playa, a los shopping, paseos, etc.

Teru: ¿Cómo hacían tanto en el hotel como cuando salían a comer afuera con el tema de la limpieza, principalmente de Olivia?

Mauge: En casa a Olivia la bañamos luego de cada comida. Sí, es una bebé súper limpia, pero bastante sucia a la hora de comer. Las toallitas que se usan habitualmente para limpiarlos mientras cambiamos el pañal son la solución. Las usamos para todo, acompañadas por una toallita pequeña que mojábamos para limpiarle la cara, en especial la zona de la boca. Por otra parte, las toallitas desinfectantes de una marca conocida de lavandina son la salvación para quienes se preocupan muchísimo por la limpieza de todo lo que rodea a nuestros hijos. Con ellas pueden limpiar las sillitas del hotel o la booster que lleven. Todo en orden y desinfectado.

Teru: Lógicamente no se puede hacer todo perfecto y de vez en cuando uno recurre a soluciones rápidas con productos industrializados ¿Qué decidiste hacer en este punto?

Mauge: En el interior de la valija llevé un paquete de las marcas más recomendadas de galletitas integrales en el grupo de BLW Argentina. Son riquísimas y nos salvaron del apuro en varias ocasiones. En especial durante el viaje, donde la compañía aérea nos ofrecía comida y nada era apto para Oli.

Teru: ¿Pudieron disfrutar los momentos de cada comida en familia, tanto en el hotel como cuando salieron?

Mauge: Nos relajamos y se nos infló el pecho de emoción cómo las personas situadas en mesas cercanas a la nuestra observaban a nuestra hija comer a la par, con libertad y sin rechazar alimentos. Nos tocó tener otros bebés cerca, sin poder comer porque no podían cocinarles papilla. Y sin bien la alimentación principal hasta el año sigue siendo la leche materna o maternizada, para los padres fue una verdadera complicación.

Teru: ¿Qué les recomendarías a las familias que hacen BLW en sus hogares?

Mauge: Si pueden, anímense y viajen. Que la alimentación no sea un impedimento ni una preocupación. Disfruten en familia, disfruten a sus hijos. Disfruten del maravilloso método Baby-Led Weaning.

 

 

Espero que les haya gustado y les sirvan los tips que compartió María Eugenia!

Nos vemos el jueves que viene!

Saludos!

 

Teru para @mammaminas

Instagram: @cocinandoconteru 

Facebook: /cocinandoconteru

.
Pd: Como Vicky está por viajar en La foto se ve una sillita transportable que se hace muy chiquita y se mete en un bolso. 

 

 

Deja un comentario