#06 de #TeruParaMammaminas: Entrevista al Dr. Carlos González 


 En mi afán de conseguir grandes notas para la columna, no podía dejar de pensar en el mismísimo Carlos González.
Licenciado en medicina (Universidad Autónoma de Barcelona) y cursó la especialidad de pediatría en el Hospital de Sant Joan de Déu de Barcelona.

Es fundador y presidente de ACPAM (Asociación Catalana Pro Lactancia Materna) desde 1991.

Sus libros, que pueden encontrar en las librerías, son los siguientes:

  • Mi niño no me come, 1999
  • Bésame mucho. Cómo criar a tus hijos con amor, 2003
  • Manual práctico de lactancia materna, 2004
  • Un regalo para toda la vida, guía de lactancia materna, 2007
  • Entre tu pediatra y tú, 2010
  • En defensa de las vacunas, 2011
  • Creciendo juntos, 2013
  • Lactancia materna, preguntas y respuestas, 2016

Y también, como si fuera poco, viaja por todo el mundo dando conferencias.
Determinadas personas son “grandes” por su simpleza. Simpleza en la forma de hablar, de transmitir un pensamiento, de comunicarse con el otro… en este caso con un desconocido y loco argentino con “la capa de periodista” que lo estaba “molestando”, realizándole preguntas de todo lo relacionado a este mundo hermoso de la alimentación autorregulada por los bebés.
Teru: ¿Cómo cree usted que influye el BLW en las tomas de decisiones de los bebés?

Carlos González: Simplemente se trata de permitirles tomar decisiones

 

Teru: ¿Podría explicar por qué los niños prefieren las comidas con muchas calorías en detrimento de las verduras?

Carlos González: Los niños pequeños tienen el estomago muy pequeño. Si sólo tomasen verduras, sencillamente no les cabría suficiente cantidad para alimentarse.

 

Teru: Diariamente hablo con madres cuyos pediatras les entregan las listas de alimentos que les tienen que comenzar a “dar” a sus bebés a partir de los 6 meses, y veo siempre muchas recomendaciones de yoghurt, gelatina, queso crema, manteca. ¿Qué podría decir al respecto?

Carlos González: Qué raro. Ningún bebé, ni los que toman pecho ni los que toman biberón, debería tomar yogur antes del año (pueden probarlo de forma ocasional, si el niño lo ve y se empeña en tomar un poco, pero su lácteo principal, hasta el año, debe ser o leche materna o leche de fórmula, ninguna otra).

La gelatina es muy poco nutritiva, proteína de ínfimo valor biológico con azúcar.

 

Teru: Varias familias aluden que no les dan comidas en trozos porque tienen miedo de que sus hijos se atraganten, entonces esperan hasta los 2 o 3 años ¿qué piensa sobre esto?

Carlos González: Sí, lamentablemente luego vemos que los niños se atragantan a los 2 o 3 años, porque no les dejaron aprender a comer en su momento.

La ESPGHAN (The European Society for Paediatric Gastroenterology Hepatology and Nutrition) recomienda empezar con los trozos antes de los 9 o 10 meses, porque si no se hace, luego puede haber problemas de alimentación.

 

Teru: ¿Cuáles son las recomendaciones para aquellas familias que luego de varios meses de dar papillas conocen el método y desean implementarlo?

Carlos González: Las recomendaciones son las mismas para todo el mundo: ofrecer al niño comida normal, la misma que comen sus padres, cortada en trozos del tamaño adecuado, y dejar que sea el mismo niño el que coja la comida con la mano y se la lleve a la boca. “¿Y lo que yo como, será sano para mi hijo?” ¡Pregunta errónea! La pregunta correcta es: “si sospecho que esto no es sano, ¿por qué me lo como?” La comida sana es la misma para el niño que para el adulto, y no sirve de nada darles a nuestros hijos verduritas sin sal durante unos meses, si durante los siguientes veinte años les vamos a alimentar con gaseosas, bolsitas de papas fritas, galletas y similares. Que los padres coman sano, y el bebé puede comer lo mismo desde los seis meses.

 

Teru: Para los no “creyentes” ni “practicantes”del método, el Baby-Led Weaning es sólo una moda ¿Qué le parece ésta afirmación?

Carlos González: ¡Pues claro que es una moda! Es lo que yo hice hace décadas con mis hijos, es lo que mis padres hicieron conmigo hace más de medio siglo, nunca le habíamos puesto un nombre en inglés. Esa es la moda: hablar de la alimentación normal del bebé, de la que se ha hecho durante milenios, como si se tratase de un invento reciente. A ver si se creen que nuestras bisabuelas tenían una batidora eléctrica e iban al pediatra a preguntar “a qué edad se introduce la berenjena”.

 

Teru: ¿Qué opina respecto a la recomendación de no darles la teta antes de la comida a los bebés que están al límite del bajo peso, que no engordan lo suficiente o comen poco, y como se condice esta recomendación con la teta a libre demanda?

Carlos González: ¿Hay alguien que, cuando un bebé engorda poco, recomienda darle menos comida? Pues vaya estupidez. Si queremos que engorde, tendrá que comer más, y la leche materna es el alimento más nutritivo que le podemos ofrecer. Hasta la leche de fórmula es más nutritiva que los purés; es absurdo quitarle a un niño leche para darle a cambio fruta o verdura, y encima pensar que con eso va a engordar. Y encima la leche materna tiene cada vez más calorías con el tiempo.

 

Teru: ¿Qué pasa en aquellos casos en donde se sigue el método BLW, no se utiliza la presión, el soborno ni la manipulación y el bebé no come, o come casi nada y rechaza algunas comidas estando al límite del bajo peso?

Carlos González: Si de verdad hay un problema de peso, hay que ver qué ocurre, si el niño está enfermo, si tiene parásitos, si le falta hierro.

Por lo demás, si el niño no come, no pasa nada. En eso consiste no obligarles: en que si no quieren, no come. Hay gente que piensa que es un truco, una estrategia: “yo no le obligo, y él a cambio comerá muchísimo”. No señor. Tú no le obligas, y él comerá si quiere.

 

Teru: ¿Qué recomendaciones da usted a los padres cuyos bebés pasan períodos largos en donde rechazan la carne? ¿Cómo se puede reemplazar? ¿Cómo manejarse frente a este tema?

Carlos González: Si de verdad rechaza de forma absoluta la carne y el pescado, convendría darle un suplemento de hierro. Y asunto solucionado.

Pero hay que tener en cuenta que basta con muy poca carne. 20 g al día hasta el año, o 40 g entre 1 y 3 años, ya es más que suficiente para cubrir las necesidades de hierro.

 

Teru: ¿Cuál es su posición sobre la incorporación desde un comienzo o el retraso de alimentos potencialmente “alérgenos”?

Carlos González: No se ha demostrado que retrasar alimentos alergénicos sirva para disminuir las alergias, y en estos momentos la recomendación es darlos en cualquier momento. Se puede empezar con el huevo o el pescado a los seis meses.

 

Teru: En nuestro país hay jardines maternales que preparan sus menús con carne picada, pasando la misma justamente por una picadora de carnicería. Teniendo en cuenta el Síndrome Urémico Hemolítico ¿no es realmente muy grande el riesgo que se corre?

Carlos González: No sé si para ustedes eso es un problema grave. En España es una enfermedad muy muy rara. Y en todo caso se supone que manteniendo limpio el instrumental y cocinando la carne adecuadamente no debería haber problemas.

 

Teru: ¿Por qué considera que los gobiernos no ejecutan políticas públicas de salud que promuevan y garanticen una alimentación saludable en comedores escolares?

Carlos González: Sospecho que algunos gobiernos sí que lo hacen…

Pero, no nos engañemos, la comida insalubre muchas veces es más barata que la comida sana. Y además en algunos países algunos fabricantes hacen precios especiales a las escuelas, pues comprenden que acostumbrar a los niños a comer sus productos desde pequeños es la mejor inversión publicitaria.

 

Teru: Considero que el BLW se posiciona en una ética particular… ¿Ve usted algún lazo entre el método y la crianza respetuosa?

Carlos González: ¿Y qué es eso de la crianza respetuosa? ¿Por qué le hemos de poner nombre a todo, como si estuviéramos hablando de una “técnica” recién inventada?

Yo no pego a mi esposa. No la insulto, no le grito, no la castigo ni amenazo, no la obligo a comer, no la ignoro cuando llora. Y, por supuesto, trato igual a mis hijos. No creo estar haciendo nada especial, no soy practicante de la “conyugalidad respetuosa”. Simplemente intento ser un marido y padre normal.

Teru: Millones de gracias Carlos por responder cada una de mis preguntas. Gracias por su simpleza y buena predisposición.

 

Espero que les haya gustado!

Nos vemos el jueves que viene!

Saludos!

 

Teru para @mammaminas

Instagram: @cocinandoconteru 

Facebook: /cocinandoconteru  

 

15 comentarios en “#06 de #TeruParaMammaminas: Entrevista al Dr. Carlos González 

  1. Rocio dijo:

    Me encantó!!
    Creo que incluso disminuyó ciertas exageraciones que tienen los padres a la hora de hablar de “comida sana” y crianza. Es como el lo dice. Primero los padres debemos comer bien para que nuestros hijos sigan esa filosofía! Sin exagerar ni ser extremistas. Siendo reales y PADRES! Como dice el “no soy practicante de la “conyugalidad respetuosa”. Simplemente intento ser un marido y padre normal.”

    Muy buena entrevista!!

  2. Cecilia dijo:

    Qué bueno que difundan esto. Me encanta.
    En mi experiencia por suerte lo encontré rápido. Pero me hubiese gustado saber antes de empezar con la alimentación complementaria de mi bebé. Pues me paso como a muchas que cumplidos los seis meses la pediatra me entrego lista de alimentos y modos de preparación. Llegué a casa entusiasmada y a la hora de comer todo fue frustración. Jaja! Hoy me río de eso. “Mi hijo no come” fueron las palabras que googlee luego de días de fracasar en el intento de dar papillas como se me había indicado, y magia un millón y un millón más de resultados. Leí unos y otros hasta toparme el YouTube con el simpático vídeo de una gordita comiendo banana enchastrada hasta las orejas y en el epígrafe BLW. Ooooh! Pero si esto es lo que hacia mi mamá. Cortar la fruta en gajos y dármela. Nada, un hermoso mundo en donde me liberé de la presentación del “debe comer” y la hora de probar comidas, sabores y texturas nuevos de mi bebé se volvió un disfrute. Un gordo de casi nueve meses que toma decisiones. Y siempre sonríe.
    Y aquí me quedo esperando algun otro artículo, tan lindo como este.

  3. Gabriela dijo:

    Está genial la entrevista! Me encantó! Teru sos un genio! Aplausos para ambos! Genios!! Aprendo mucho con ustedes dos!!! 😊

  4. Evelin dijo:

    Buenísima la entrevista!!! Teru sos groso como entrevistador!! Por acá arranqué con el método después de notar q mi hijo no quería saber nada con la cuchara. Que hago???? Me dije!! Y justo arrancó mammaminas!!! Gracias chicas por hacerme conocer blw. Gracias Teru por tus consejos!!!

  5. Estefania dijo:

    Hola!!! Soy Argentina pero vivo en Barcelona, tengo un bebe de 6 meses y estamos empezando con el método, pero la verdad voy un poco perdida, me pueden dar una idea por ejemplo de como introducirle la carne, y cuando dice trozos de tamaño adecuado, a q se refiere? por lo que estuve leyendo y viendo tus videos en youtube (gracias por toda la info) tienen q ser del tamaño de su puño, es correcto? estoy empezando a leer comer, amar y mamar, a ver si me oriento un poco mas…. muchisimas gracias!!!!

    • TERU dijo:

      Hola ESTEFANIA! Gracias por comentar. Inicialmente el tamaño de la comida que le presentes tiene que ser mayor a su puño, es decir, en cuanto al largo que le sobre un poco tanto de arriba como de abajo de la manito. Y respecto al grosor que no sea tan grueso así puede cerrar la mano y “envolver” el trozo de comida que le presentes, ya sea desde carne como hasta verduras al vapor. En Youtube podes encontrar la serie de videos BLW PARA PRINCIPIANTES, ahí explico como empezar con el método. Cualquier duda escribime. Saludos! Teru.

  6. Johanna Murmylo dijo:

    Buenisimo! Me encanto!!
    Muchas gracias doctor. Me sera muy util cuando empiece la alimentacion complementaria con mi bebe. Saludos de Paraguay!!

Deja un comentario